El descanso y el ejercicio cuando tienes exámenes

Por admin / hace 8 meses / 0 Comentarios ».

El nerviosismo, el cansancio, la inseguridad… son muchos de los sentimientos con los que se identifican muchas personas cuando se acerca el periodo de los exámenes, a algunos se les facilita el estudio, pero a otras realmente se les dificulta.

Si quieres mejorar tu confianza y aprobar mejor tus exámenes, ten en cuenta un descanso apropiado y la práctica de ejercicio, estos dos son factores que te ayudaran a sentirte mucho mejor en el acto.

Consejos para aprobar tus exámenes finales

No tienes por qué desesperar, si has dedicado horas, días o semanas al estudio para absorber todos los conocimientos debes estar seguro de ti mismo, incluso si has dejado para último momento el estudio. Pon en prueba estos 5 consejos para sobrevivir:

Duerme, no te saltes las horas de sueño.

Un error muy frecuente antes de un examen es quedarse toda la noche anterior repasando o estudiando todo lo que no te ha dado chance de leer. Quizás sea lógico pensar ¡es el último día, tengo que aprovecha!, sin embargo, necesitas estar bien descansado antes de presentar un examen o de lo contrario no podrás pensar claramente.

Especialmente en los exámenes de gran contenido, si no dejas descansar la mente no podrás procesar bien la información y por ende empezaras a tener recuerdos borrosos. Aunque no lo creas, dormir demasiado también podría ser contraproductivo y generar un sentimiento mayor de cansancio.

¿Conclusión? Duerme lo necesario, se recomienda en todo momento dormir al menos 7-8 horas diarias.

Hacer ejercicio ¿Tiene influencia al presentar los exámenes?

De seguro te preguntaras ¿Qué tiene que ver el ejercicio físico con la concentración y la actividad mental?, según diversos estudios se ha demostrado que el ejercicio físico y el éxito académico están totalmente relacionados.
Cuando realizar ejercicios, por ejemplo cardiovascular (ciclismo, natación, correr, trotar, etc.) el cerebro se oxigena mejor e influye en el procesamiento y retención de la información.

Incluso un ejercicio suave como caminar puede ser de gran ayuda para asimilar y dar sentido a la información que has aprendido recientemente.

Tómate tu tiempo.

Tomar descansos durante el estudio es tan importante como leer, si no das un respiro a tu cerebro no procesaras debidamente la información. Si tienes algún pasatiempo aprovecha al máximo tu tiempo libre, evita pasar este tiempo pegado al televisor, en el teléfono o alguna red social, es más beneficioso dedicar este breve periodo para dormir, comer algún bocado y hacer unos cuantos ejercicios para eliminar el estrés.

Come sano ¡antes, durante y después!

Tomar un bocado cuando te sientes cansado o aburrido del estudio es una forma deliciosa de mantenerte activo, aun así procura seleccionar bien tus meriendas para no generar una sensación de pesadez que se interponga en el estudio.

Debes asegurarte preferiblemente de comer adecuadamente a la hora del desayuno, almuerzo y cena, ya que de esta manera el sentimiento de saciedad evitara que te distraigas o te sientas sin fuerzas.

¿Qué postre delicioso beneficia la concentración? ¡EL CHOCOLATE!, estudios de la universidad de Harvard ha asegurado que el chocolate, por ejemplo una taza caliente del mismo, ayuda a mantener en un nivel óptimo la memoria y la concentración. Si sientes que no puedes concentrarte, prueba teniendo un respiro mientras te das este gusto.

¡Ante todo! Planifica.

Organiza el material de estudio de una manera en la que puedas hacer un seguimiento a todos los temas diferentes que debes estudiar. Observa los programas de estudio, para que no te falta nada y saques una mejor calificación.

También puedes realizar un calendario personalizado y agregar la descripción de todo lo que necesitas estudiar.

No te olvides también de planificar tus descansos y dejar un tiempo para hacer ejercicio, incluso establecer recompensas es una buena opción para sentirse motivado.

¿Qué tener en cuenta durante el examen?

Si has seguido los pasos anteriores, de seguro te sentirás más tranquilo durante el examen. Ahora, en caso de no saber qué hacer para mantenerte de esta manera y llevar a cabo todo de manera efectiva, ten en cuenta estos dos consejos:

Gestiona el tiempo que tienes para culminar el examen.

Gestionar el tiempo con inteligencia es muy necesario cuando llega la hora de presentar el examen. Si estás bien descansado será mucho más fácil lograrlo, toma un respiro y empieza a leer los primeros minutos todas las preguntas, una vez las hayas leído todo podrás establecer un tiempo aproximado para solucionar cada una de estas.

Por mucha tentación que poseas de empezar a escribir de una vez, si no lees completamente el examen puede que te sorprenda una pregunta de última hora. No necesariamente debes comenzar por la primera pregunta, puedes iniciar el examen por la pregunta que te sea más cómoda, de esta forma agarraras más confianza al comenzar con buen pie.

Luego de un buen comienzo gestionar las demás preguntas se hace más fácil. Resuelve todas las interrogantes que sepas y deja lo que más se te dificulte para el final, no te gustara quedarte sin tiempo para solucionar otras preguntas las cuales si conocías.

¡Por ultimo! Planifica tu respuesta un minuto antes de empezar a escribir para asegurarte de no escribir incoherencias. Los nervios y la rapidez con la que se escribe pueden hacer que cometas algún error sin darte cuenta.

Mantente hidratado durante el examen.

La hidratación es igual de importante para el cerebro, al igual que para el rendimiento físico. No querrás sentirte agotado o con dolores de cabeza a causa de una deshidratación mientras presentas un examen importante.

¿Qué hacer luego de presentar un examen?

Tomate un descanso y ¡celébralo!

Has pasado horas y horas estudiando. Ahora es tiempo de descansar para recuperar esas horas perdidas de sueño o bien, ¿a quién no le gusta tomar una siesta?

No te olvides de celebrar que has superado con éxito tus exámenes finales. Si has seguido todos estos consejos de seguro habrás hecho tu mejor esfuerzo y eso es algo que debe ser celebrado. ¡Aprecia y disfruta la sensación de libertad que genera superar con éxito esta etapa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consigue dinero para estudiar

Sabemos que la vida del estudiante es dura. Todos los días hay que ir a clase, estudiar, preparar trabajos, exámenes ...

Lo último de lo que necesita preocuparse un estudiante es por el dinero, por eso existen ciertas becas que pueden ayudaros a pasar el curso académico con más soltura, cubriendo todos los gastos típicos que podáis tener.

Os explicamos cómo acceder a la mayoría de las Becas destinadas a acabar estudios universitarios, de FP, etc, así como los pasos que debéis seguir para que todo os sea más sencillo. Esperamos que os ayude.