Trucos para controlar los nervios ante un examen

Por admin / hace 6 meses / 0 Comentarios ».

¿Se aproxima la fecha de los exámenes? De seguro te han empezado los nervios y no es raro que esta sensación de ansiedad o estrés se apoderen de los pensamientos. Pero no tienes de que preocuparte, existen trucos para controlar los nervios ante un examen y así no permitir que estos te traicionen al plasmar todos tus conocimientos.

¿Cómo controlar los nervios ante un examen?

Después de días, semanas e incluso meses de estudio intenso ha llegado por fin el día de presentar ese examen que tanto te preocupa, ¿Quieres evitar que esto se convierta en una pesadilla? Para no quedarte en blanco, controlar el temblor de mano y sobretodo mantener la mente clara y precisa en todo momento ¡Prueba estos sencillos y prácticos trucos!

1. El día antes del examen.

El día antes de un examen es por lo general la esperanza de muchas personas que han dejado para última hora el estudio. Sin embargo, esto va totalmente en contra de los trucos para controlar los nervios.

No debes abrir ningún libro preferiblemente, tampoco estudiar cosas nuevas. Si ya te has aprendido la información, puedes mantener fresca con una lectura, pero no más de allí. De lo contrario solo aumentaras los nervios pensando que has olvidado las cosas.

Dedica este día para realizar otras actividades que te permitan distraerte o relajar tu mente. No aumentes la tensión, ya que el cerebro no está preparado para memorizar las cosas en estas circunstancias.

2. Minutos antes de la prueba.

No pierdas el tiempo intentando memorizar o repasar unos minutos antes de la prueba. Repite la línea anterior bajo estas circunstancias. Seguramente veras a todas las personas estudiando justo antes de presentar el examen, leyendo las notas, los apuntes, ¡mordiéndose las uñas! Sin embargo, no todos ellos son conscientes del estado de ansiedad que esto genera.

Ten en cuenta, esos cinco o diez minutos de repaso no marcaran la diferencia, en especial si tienes mucho tiempo de preparación previa.

3. Ten presente la puntualidad.

Nada peor para aumentar la tensión antes de un examen que llegar pasado de tiempo. No olvides la importancia de ser siempre puntual y en especial el día del examen. Si llegas temprano al aula, tendrás tiempo de sobra para preparar tus herramientas y estar al tanto de cualquier imprevisto minuto antes del examen.

Darte prisa repercute negativamente al estado mental ante un examen, eso si no te sancionan por no llegar puntual, ya que se evalúan todas las facultades. Evita sentirte frustrado por perder una nota luego de tanto esfuerzo y estudio, prepara todas las cosas que sean necesarias antes de dormir, levántate temprano, desayuna y andando.

4. No te dejes influenciar negativamente por tus compañeros.

De seguro conocerás dos clases de personas previo a un examen, en primer lugar, aquellas que dedican sus minutos antes para meditar y repasar cualquier apunte y por otro lado aquellas personas que empiezan a mostrarse muy comunicativas. Utiliza la autorreflexión y ve cual estrategia te resulta mejor a ti.

Si te consideras una persona obsesiva y no puedes controlar los nervios, puede que te convenga iniciar una conversación cordial con algún compañero acerca del examen que estas apunto de presentar. Más que repasar y estudiar algo nuevo, hablar con un compañero puede ayudarte a despejar la mente.

Si te das cuenta que esto te sumerge en un estado mayor de ansiedad, plantéate la estrategia de alejarte y recluirte en ti mismo. Lo ideal es que huyas del estrés y focalices tu mente en un estado que te beneficie.

5. Plantéate ir a algún lugar luego del examen y tenlo en mente.

La sensación de relajación luego de presentar el examen es uno de las sensaciones más placenteras y de alivio. Pensar en algo satisfactorio revitaliza a tu cerebro y hará que los nervios se disipen. No dejes que la ansiedad bloquee tus pensamientos.

6. Pensar siempre en positivo.

Ser positivo es una norma de vida para toda faceta en general, tanto para enfrentar los problemas como para prepararse mentalmente para un examen. Si te mantienes enfocado en lograr tus objetivos y te esfuerzas lo necesario para lograrlo no deberás temer antes de presentar.

Debes conocer el gran poder que tiene la mente para conseguir los objetivos que te plantees, confía en tus conocimientos, estudia lo que consideres necesarios y una vez te encuentres más calmado y enfocado puedes sacar mayor provecho a tus conocimientos.

7. Utiliza alguna técnica de relajación.

Además de tomar algunas infusiones naturales que puedan servirte para sentirte más tranquilo, también existen algunas técnicas de relajación para despejar la mente y relajar el cuerpo. Por ejemplo, puedes poner en práctica alguna técnica de yoga, otros ejercicios de relajación son tan sencillos como realizar respiraciones profundas adoptando una posición erguida.

8. Elimina los nervios con ayuda de remedios naturales.

Una herramienta para complementar todo lo anterior, es disponer de algún remedio natural que te ayude a calmarte y a dejar a un lado los nervios previos al examen. Algunas plantas como la valeriana, la tila, o la pasiflora están elaboradas 100% naturales y son muy buenas para calmar los nervios y la ansiedad.

9. No te excedas de la cafeína.

Aunque las bebidas con altas dosis de cafeína te ayuden a mantenerte despierto, no es aconsejable tomar en grandes cantidades el día antes del examen. Esto debido al efecto rebote que pueda causar una vez culmine el efecto, necesitas estar despierto y espabilado a la hora de presentar el examen y la mejor forma de lograrlo es un sueño reparador.

Una vez hayas salido del examen ya la suerte estará echada, lo hecho esta hecho, si sientes que te ha ido bien celebra, si no es el caso y no te ha ido tan bien piensa en positivo y prepárate mejor para el siguiente examen. Recuerda siempre poner en práctica todos estos trucos para controlar los nervios antes de un examen y deja tu comentario si los mismos han sido de utilidad. ¡Mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consigue dinero para estudiar

Sabemos que la vida del estudiante es dura. Todos los días hay que ir a clase, estudiar, preparar trabajos, exámenes ...

Lo último de lo que necesita preocuparse un estudiante es por el dinero, por eso existen ciertas becas que pueden ayudaros a pasar el curso académico con más soltura, cubriendo todos los gastos típicos que podáis tener.

Os explicamos cómo acceder a la mayoría de las Becas destinadas a acabar estudios universitarios, de FP, etc, así como los pasos que debéis seguir para que todo os sea más sencillo. Esperamos que os ayude.