Becas Universitarias: Tipos, ventajas y beneficios

Hoy hablaremos de las diferentes becas universitarias que existen en España. Toma nota porque si quieres reducir los costes de tus estudios o realizar una inmersión lingüística en el extranjero esto te interesa.

Las becas universitarias, como su propio nombre indica, son becas para estudiantes universitarios, que pueden tener diferentes objetivos y pueden ser provistas por diferentes tipos de instituciones.

A diferencia de otros artículos en los que hemos hablado de un tipo de beca en concreto, en esta ocasión, vamos a hablar de las becas universitarias de forma general, puesto que hay una gran variedad y es importante hacer referencia a todas ellas.

Conviene señalar que las becas universitarias, a diferencia de las becas para estudios de menor grado, suelen ser dadas tanto por instituciones públicas como por instituciones privadas, siendo éstas últimas más proclives a dar becas de carácter complementario a la formación.

Es decir, mientras que las instituciones públicas tienden a dar becas, por ejemplo, para que las familias con pocos recursos puedan optar a enviar a sus hijos a la universidad, las instituciones privadas suelen hacerlo para que los buenos estudiantes puedan complementar su formación.

¿Qué tipo de becas universitarias existen?

Los diferentes tipos de becas universitarias que existen son las siguientes (puede haber más, pero estas son las más importantes):

1. Becas de movilidad: Las becas de movilidad están especialmente pensadas para estudiantes que quieren mejorar su formación mediante el curso de estudios en otras instituciones académicas. En general, estas becas las ofrecen las instituciones privadas y, aunque son parecidas a las becas Erasmus, no son exactamente iguales.

2. Becas de ayuda a familias sin recursos: Las becas de ayuda a familias sin recursos suelen ofrecerlas las instituciones públicas, generalmente las Comunidades Autónomas, y sirven para que los estudiantes puedan recibir su formación a un coste algo menor de lo que sería habitual. Existen múltiples formas para esto. Por ejemplo, existen becas que ofrecen un pago mensual para que el estudiante pueda ir haciendo frente a los diferentes gastos que tenga, o también hay becas que reducen el coste de la matrícula en una primera ocasión, sin aportar dinero mensualmente.

3. Becas de formación: Las becas de formación son dadas tanto por instituciones privadas como públicas, y tienen como objetivo el complementar la formación que el estudiante está desarrollando. Es habitual, por ejemplo, que el estudiante reciba una beca para que pueda dedicar más tiempo al desarrollo de su posgrado o de su doctorado en el caso de que esté pensando en hacerlo. Por lo general, estas becas se dan a los estudiantes más brillantes, para que puedan dedicarse exclusivamente al desarrollo de sus estudios.

4. Becas de prácticas en empresa: Estas becas también son dadas, fundamentalmente, por instituciones privadas. No obstante, hay que señalar que, en los últimos tiempos, las instituciones públicas también han hecho hincapié en este tipo de becas, habida cuenta de su importancia para la sociedad. Estas becas universitarias, fundamentalmente, consisten en que, tras los estudios (o durante los mismos, en algunos casos), los estudiantes puedan tener un primer contacto profesional con el mundo de la empresa, en forma de prácticas.

5. Becas de Erasmus: Las becas Erasmus, probablemente, sean las más famosas de todas. Estas becas se dan para que los estudiantes puedan viajar a otros países y continuar sus estudios en ellos, logrando, así, un mejor conocimiento de dichas culturas, idiomas y gentes. A la larga, esta es una formación complementaria que resulta de gran ayuda para el estudiante.

¿Qué hay que hacer para obtenerlas?

Puesto que las becas universitarias pueden ser de muy distinto tipo y repartidas por instituciones de lo más variadas, lo cierto es que resulta difícil explicar en un solo artículo qué es lo que hay que hacer para conseguirlas. De hecho, resulta imposible.

Por ello, lo mejor que podrías hacer es, a partir de la información que te hemos dado anteriormente, comprender cuál es el tipo de beca que mayor utilidad te reportará, y buscar información acerca de qué instituciones dan ese tipo de becas.

Posteriormente, en las webs oficiales de dichas instituciones, puedes consultar cuáles son los procedimientos para tratar de optar a las mismas y, de ese modo, poder beneficiarte de las ventajas que aportan.

Cuantía becas universitarias

Como ya hemos señalado, las becas universitarias pueden ser de tipos muy variados, y los beneficios que cada una de ellas puede reportar al estudiante, varían dependiendo del tipo de beca a la que se opte.

En cualquier caso, en esta ocasión, vamos a mostrar todos los beneficios que se pueden obtener por los diferentes tipos de becas. No obstante, tenemos que hacer hincapié en el hecho de que una sola beca puede que no te aporte (de hecho, lo normal es que no lo haga) todos estos beneficios:

1. Reducción del precio de la matrícula: Algunas becas permiten reducir el coste de la matrícula cuando se acude a la universidad.

2. Pago mensual: Otras becas, en lugar de reducir el precio de la matrícula, aportan un pago mensual al estudiante para que éste disponga de dinero para hacer frente a diferentes gastos.

3. Conocer otras culturas: Algunas becas, en la medida en que permiten viajar, permiten conocer otras culturas, lo que es una contribución interesante a la formación.

4. Conocer otros idiomas: Al igual que en el caso anterior, las becas de movilidad y Erasmus permiten conocer otros idiomas y profundizar en su aprendizaje.

5. Conocer el mundo laboral: Algunas becas tienen como objetivo que el estudiante se introduzca por primera vez en el mundo laboral, lo cual es de vital importancia para su desarrollo futuro.

6. Trabajar para grandes empresas: La mayoría de empresas que trabajan con instituciones que ofrecen becas de formación, son de gran tamaño, por lo que el estudiante estará demostrando sus capacidades a un futuro empleador importante.

Como puedes ver, las becas universitarias que hemos mostrado son de lo más variadas, y eso es, precisamente, para que puedas encontrar aquellas que mejor se adaptan a tus necesidades y puedas sacarles el máximo provecho posible.

Consigue dinero para estudiar

Sabemos que la vida del estudiante es dura. Todos los días hay que ir a clase, estudiar, preparar trabajos, exámenes ...

Lo último de lo que necesita preocuparse un estudiante es por el dinero, por eso existen ciertas becas que pueden ayudaros a pasar el curso académico con más soltura, cubriendo todos los gastos típicos que podáis tener.

Os explicamos cómo acceder a la mayoría de las Becas destinadas a acabar estudios universitarios, de FP, etc, así como los pasos que debéis seguir para que todo os sea más sencillo. Esperamos que os ayude.